Después de la época que nos ha tocado vivir con la pandemia, hemos visto como nuestra
existencia ha tenido que dar un giro, y adaptarnos a una “nueva normalidad”.

Firmemente creo, que los eventos, en mi caso las bodas, tienen que adaptarse también y
no dejar de celebrarse. Lo que nos podemos plantear es hacer eventos íntimos.

En una boda con pocos invitados tienes la ocasión de dedicarles un tiempo a cada uno. Mientras que en un evento multitudinario estás con todos y con ninguno a la vez.

Os cuento mi propia experiencia: en mi boda había 86 invitados. En el baile unos cuantos se acercaron a mí para decirme que no estaba con ellos el tiempo suficiente. Me sentí fatal. Pero lo peor fue que no pude bailar con mi padre, todos me reclamaban a la vez. Esa es una foto que no tengo y hoy, bastantes años después, todavía se me rompe un poquito el corazón al recordarlo.

Así que… ¡ no lo pienses!. Elige a “tus personas” y haz tu enlace en petit comité.

Para ello, te doy ideas… Celebrarlo en tu ciudad, sin tener que hacer kilómetros de más. Pudiendo, tus invitados, dejar el coche en casa y utilizar los servicios de taxi, cabify, etc. sin tener que desembolsar una gran cantidad de dinero, y sin preocuparse de las “copichuelas” que han tomado en la barra libre.

Podemos poner una mesa imperial, con lo que estarás con todos tus invitados de una forma más cercana e íntima.

La música, por supuesto, es a vuestro gusto, pero se puede personalizar más para que vuestros invitados también tengan su momento bailongo.

Con todo ello conseguimos que, aunque los protagonistas indudablemente seáis los novi@s, ellos se sientan también parte importante en vuestro día.

Puede que también te guste

Follow Me!